BLOG

Tu pecado quiero ser

Ayer soñé contigo y aferrándome a ti como un niño, desperté.
Perdí la noción del tiempo, ¿fue acaso solo una noche o 9 años después?
Te vi como siempre, como nunca, como ayer… y me enamoré de ti otra vez.

Y si, aquí estoy, aquí sigo… no termina o no lo dejo terminar.
Lo fui para alguien y lo eres para mí.

¿Bendición o maldición? No lo sé, pero tu pecado quiero ser.

Un Comentario

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.